Viajes

Conducir un coche automático en San Francisco

Pin
Send
Share
Send


Día 1 : BARCELONA - SAN FRANCISCO - RENO


Con nuestros billetes en la mano, dejamos las maletas facturadas y nos vamos a la puerta de embarque pensando que ya preguntaremos en Londres a ver si pueden hacer algo.
El vuelo de Barcelona a Londres, sale con un poco de retraso y eso ya nos pone un poco nerviosos. Sólo contamos con una hora y media para hacer el enlace con el vuelo a San Francisco y el aeropuerto de Londres no podemos decir que sea especialmente pequeño.
Y tal y como nos temíamos, resultó una carrera poder llegar a tiempo a coger el vuelo de Londres a San Francisco.
Autobús de enlace a la otra terminal, tren para llegar a las puertas de embarque y carreras hasta las puertas. Al final llegamos por los pelos.
Al final un pasajero nos cambia el asiento para que podamos ir juntos así que bueno, esto parece que empieza a rodar.
El vuelo de casi 11 horas de Londres a San Francisco lo pasamos bastante cómodos, dentro de las horas en las que cambiamos cien veces de postura y intentamos dormir algo para estar frescos cuando lleguemos a San Francisco y nos toque coger el coche de alquiler en Estados Unidos y conducir unas cuantas horas para acortar el camino a Yellowstone, el primero de los parques que visitaremos en este viaje a la Costa Oeste de Estados Unidos.
Pero aún nos espera otra sorpresa: han perdido mi maleta!! Sólo tenemos la de Roger después de esperar más de 40 minutos frente a las cintas esperando que ocurriese el milagro y apareciese. En la oficina de reclamación nos dicen que la enviarán a West Yellowstone, que es nuestro destino de mañana y nos dan una tarjeta de 50 dólares por las molestias ocasionadas. Piensan que con eso solucionan el problema de dirigirte a un sitio donde están a -10º sin ropa apropiada.
Después de hacer la reclamación y perder algo más de una hora, nos dirigimos al centro de alquiler de coches, cogiendo un tren que nos lleva directamente a la zona de las oficinas.

Hacemos los trámites en menos de 15 minutos y después de casi dos horas desde que aterrizamos en San Francisco ya tenemos nuestro coche de alquiler en Estados Unidos, que nos acompañará durante los 26 días de viaje en los que recorreremos la Costa Oeste de Estados Unidos y los Parques Nacionales.

Antes de ponernos en la carretera tenemos que aprender a conducir un coche automático en San Francisco, así que toca dar unas cuantas vueltas por el parking para empezar a tomar un poco el mando. Sobretodo tenemos que ir con cuidado con el pie izquierdo, ya que no es el embrague, si no el freno. Cuesta un poco acostumbrarse y en el parking vamos dando unos cuantos acelerones y frenazos antes de meternos en plena salida del aeropuerto de San Francisco. Después de casi 30 minutos aprendiendo a conducir un coche automático salimos del parking.

ITINERARIO COMPLETO

Pin
Send
Share
Send